April 2, 2008

                                                      CARTELERA ENERO

INVISIBLES
Por Diego Cabrera

Concebida a partir de la sociedad entre Pingüin Films, la productora de Javier Bardem y la ONG Médicos sin Fronteras, Invisibles se asume como un llamado a la conciencia del espectador. Tal es así que su recientemente oscarizado productor hizo explicita dicha intención en la presentación oficial del documental en su país natal. Para lograr su cometido se convocaron cinco cineastas de renombre para que elijan una de las diez crisis más olvidadas por los medios de comunicación, según Médicos sin Fronteras y realicen un cortometraje a partir de ella.

El primero, “Cartas a Nora” de Isabel Coixet, es el menos logrado del grupo. Y es que el enfoque que su directora le da al relato fuerza la lágrima a partir de su banda sonora y sobre todo del tono autocompasivo de Nora, una emigrante boliviana asentada en Barcelona que pretende hacer visible el drama del Chagas, una enfermedad de origen parasitario que afecta a 18 millones de personas en América Latina, dándole voz a cartas que le escribe a una familiar en Bolivia.

En el segundo, en cambio, Wim Wenders aprovecha las herramientas fílmicas para hacer tangible lo invisible. En “Crímenes invisibles” mujeres que son víctimas de la violencia sexual en las zonas de la República Democrática del Congo donde pervive el conflicto armado interno aparecen y desaparecen por medio de un trucaje que refuerza la fatalidad que han padecido. Pese a una puesta en escena predominante en planos conjunto estáticos y de larga data, la crudeza de los testimonios es capaz de estremecer al más indiferente de los espectadores.

El sueño de Bianca” apunta sus balas al sistema socioeconómico que rige el mundo, y que es capaz de sacrificar vidas humanas a costa de intereses monetarios. El problema es que tal corolario se deriva del planteamiento maniqueo de Mariano Barroso: dos representantes de una ONG tratan de convencer al emisario de una farmacéutica de que es necesario que su representada investigue y distribuya más eflornitina, sustancia cuya presentación inyectable es capaz de curar la enfermedad del sueño, pero que se produce a cuentagotas a diferencia de su versión cosmética, usada para eliminar el vello de la cara; mientras que Alba, una modelo occidental, goza los beneficios del producto, y Bianca, una indigente centroafricana, se muere de sueño. Todo matizado por un blanco y negro que confirma el tendencioso juego de opuestos trazado por el director.

Buenas noches Ouma”, el segmento dirigido por Fernando León de Aranoa, es mejor. En este caso, el español aborda la tragedia a través de un primer plano certero y tan saturado en su imagen como oscuro en su discurso. Los juegos nocturnos de los night commuters (niños ugandeses que cada noche se ven obligados a refugiarse en un alberge llamado “El Arca de Noe” para no ser forzados por los soldados del Lord’s Resistance Army (LRA) a unirse a la guerra contra el oficialismo en la que están enfrascados hace veinte años) son un haz de esperanza que se cuela entre la desgracia de sus testimonios para enternecernos de corazón.

En el cortometraje de cierre, “La voz de las piedras”, Javier Corcuera, quien se hace invisible. Tal como en sus trabajos anteriores, el peruano les sigue el rastro a los marginados, ahora un grupo de campesinos colombianos que regresan después de cuatro años al Encanto, pueblo del que fueron desterrados por fuerzas paramilitares y que ha sido recientemente declarado “zona humanitaria” (territorio civil donde, a diferencia del área de combate, impera el Estado de Derecho). Y lo hace fiel a la herencia de Flaherty: teniendo al devenir como materia prima del drama humano. No en vano su reticencia a los guiones o a cualquier tipo de intervención que discrepe con la espontaneidad y la improvisación del objeto de su encuadre. Quizá por ello la incertidumbre, cuando no el desconcierto o la sensación de vacío, suceda a la resolución de sus películas. De ahí que una vez concluido el retorno de Luz y sus paisanos, frente al ‘árbol de la vida’, donde yacen apiladas las razones de la lucha campesina, solo quede lugar a un silencio sepulcral a través del cual se filtra la voz de las piedras.


Fecha de estreno en el Perú: 17 de enero del 2008.

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home