January 16, 2007

CARTELERA (OCTUBRE)


HIPNOSIS MORTAL
Por Diego Cabrera

Oh Dae Su es un problemático hombre de familia que lleva una vida desordenada hasta que, sin razón aparente, es apresado durante quince años en un pequeño departamento. Una vez liberado, terminará ahogándose en su sed de venganza gracias a los artilugios de un titiritero mayor.

El cine de Park transita por aceras pulsionales donde el ser humano se ve obligado a despojarse de sus ‘trajes’ e incluso de su propia piel. Sus protagonistas confrontan a la fuerza situaciones liminales que los llevan a desmembrarse corporal y espiritualmente unos a otros. Lo que más desean es apoderarse de las almas de sus enemigos y manejarlas a su antojo. Lo interesante es que toda esta retórica del recorte se corresponde con un montaje elíptico de cortes secos y saltos de eje desconcertantes, donde las distancias focales cortas se encargan de distorsionar a los personajes en medio de espacios tan asfixiantes como oscuros.

Precisamente, las imágenes visionadas por el protagonista son producto de una distorsión exterior que le es ajena y que lo lleva a experimentar la realidad a nivel sensorial y a enfrentarse contra un enemigo invisible, contra el tiempo y, posteriormente, contra su propia conciencia.

El surcoreano es un amante de la imagen, por ello la pervierte y trastoca hasta golpear en nuestro subconsciente. No en vano nos encontramos en un mundo de apariencias y espejismos donde los individuos sufren de soledad y anhelan el carácter colectivista de las hormigas. En Hipnosis Mortal, la verdad se (de)construye de acuerdo a una necesidad visual; (SPOILER) por ello, Dae Su terminara optando por la imagen de la Mido mujer y no de la Mido hija. Solo de esa manera será capaz de recobrar la condición de ser humano que perdió al divulgar la imagen incestuosa de dos compañeros de escuela y por una hipnosis mortal que lo esclavizó a un ideal ilusorio cuando por fin era aparentemente libre.
Título: Old boy
Dirección: Park Chan-wook.
Producción: Kim Dong-joo.
País: Corea del Sur.
Año: 2003.
Duración: 120 min.
Interpretación: Choi Min-sik (Oh Dae-su), Woo Ji-tae (Lee Woo-jin), Gang Hye-jung (Mido), Chi Dae-han (No Joo-hwan), Oh Dal-su (Park Cheol-woong), Kim Byoung-ok (Sr. Han), Lee Seung-shin (Yoo Hyung-ja), Yoon Jin-seo (Lee Soo-ah), Lee Dae-yun (Mendigo), Oh Gwang-rok (Suicida).
Fecha de estreno: 12 de octubre del 2006

2 Comments:

At 10:55 AM, Anonymous Anonymous said...

Vaya hasta que por fin doy con el blog. Me gusta el cine coreano porque son historias simples y, a su vez, sabe soportar un final cuando ya se ha mezcla muchos géneros. Sin embargo, en esta historia compleja el personaje es un victimario más de una subjetividad de acciones.Ahora, a esperar el nuevo film. Suerte en todo. Nos vemos.

 
At 11:32 AM, Blogger Rogolagos said...

Que gran Blog!!!!

muchos saludos, además grandes películas las que comentas... al fin encuentro un espacio donde comentar películas que a veces nadie más ve.

te invito a pasar por mi blog también
desde ya te agrego a mis favoritos

 

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home